Avance colosal en el Antel Arena

La empresa Teyma, encargada de la construcción del complejo polifuncional “Antel Arena”, culminó con la colocación de las ocho vigas principales que soportarán el techo del edificio.

El procedimiento de montaje tuvo un cronograma especial de una viga cada dos días. Se trata de una maniobra compleja y poco común en Uruguay: cada viga pesa 70 toneladas y tiene 78 metros (una cuadra) de longitud.

Las estructuras fueron importadas de China en siete tramos de 12 m cada una, para lo que primero se tuvieron que ensamblar en el suelo, en una zona del edificio que se dejó sin construir a los efectos de generar un corredor vertical. Luego con una grúa de 300 toneladas de capacidad de carga, se realizó la maniobra de izado y posicionamiento de cada una en su sitio.

“Debido al riesgo de la maniobra, se elaboró un plan de evacuación de las 300 personas que se desempeñan en obra”, explicó el arquitecto Pablo Cirillo, jefe de obra.

La operativa de montaje fue estuvo a cargo del capataz general, Juan Bessil y del capataz de montaje, Anibal Irrazabal, quienes dirigieron los trabajos junto a Cirillo y el equipo de la empresa que proporcionó las grúas.

En fábrica se realizaron ensayos no destructivos a las soldaduras (gammagrafías, partículas, ultrasonido) y en obra, previo al izaje, se realizaron mediciones de deformación de la viga completamente armada.

El transporte a la obra, armado y montaje fue planificado y ejecutado por técnicos de Teyma con el apoyo de un equipo especializado de la empresa de Izaje.

“Hemos avanzado en un 90% en la obra de hormigón armado, el esqueleto, y se espera que en pocos meses comiencen los trabajos de albañilería”, agregó Cirillo.

Teyma

Montaje viga Antel Arena

Galería

Operativa montaje de vigas

Volver a Novedades